piscinas-naturales-madrid-01-e1498750250934.png

Piscinas naturales en Madrid

Piscinas naturales en Madrid

Embalse de San Juan

 

 

Apodado “la playa de Madrid” por muchos, dispone de 10 kilómetros de orilla, con su arena y todo, para que pongas la sombrilla y las cervecitas y te tuestas al sol. Ya no tienes nada que envidiar a los valencianos.

 

Se puede acceder a través de la carretera M501 (carretera de los pantanos), por el cual accederás al único embalse en el que es legal poder bañarse y practicar actividades acuáticas y de motor. ¡Cómo si fuera una playa de verdad, pero sin medusas ni olas!

 

 

 

Las Presillas (Rascafría)

 

piscinas naturales en madrid

 

Piscinas naturales en Rascafría, comúnmente conocida como Las Presillas, un lugar paradisíaco en el Valle de El Paular, con praderas y zonas de baño bien repartidas en 3 piscinas.

Algo que todos los bañistas declaran tras bañarse es que el agua está congelada, así que si eres una persona valiente que cree que esos son blandengues, entonces métete de cabeza (no, de cabeza no que hay piedras, mete el culete primero) y luego nos cuentas. Por cierto, puedes traer a tu mascota aquí a darse un chapuzón, ya que es una de las piscinas naturales en Madrid que admiten perros.

Está abierto de de 10:00 a 21:00.

 

 

 

Piscinas de Riosequillo

 

piscinas naturales en Madrid con poca gente

 

La piscina con el aforo más amplio de Madrid, casi 2 mil personas y una superficie de 4.500 metros cuadrados

Unas instalaciones de calidad y enormes para albergar a mucho público en verano. Encontrarás zonas con jardines, caminos para darte un paseo y zonas recreativas para hacer un poquito de ejercicio y alternar con el baño. ¡Una piscina al lado del pantano! 

 

Dispones de zonas verdes, así como pistas deportivas donde puedes jugar una partidita a fútbol o divertirte con tus hijos para coger calor antes de meterte al agua.

 

 

 

Las Dehesas (Cercedilla)

 

piscinas en cercedilla

 

Piscinas naturales en Cercedilla, cerca del Fuenfría junto a la Calzada Romana.

En las Dehesas podrás bañarte en un complejo donde podrás acudir con los peques, ya que está completamente equipado con merenderos, baños y un parking (hay que pagar eso sí) y quedarte tranquilo durante toda la jornada mientras disfrutas de un buen chapuzón refrescante.

 

 

 

Embalse de Picadas

 

embalse de picadas en Madrid

 

En Verano la presa de Picadas se convierte en una zona recreativa donde poder darse un baño, hacer kayak o incluso pescar.

La piscina natural, del municipio de Pelayos y procedente del río Alberche, es un sitio al aire libre donde poder descansar y alejarte de la contaminación de Madrid y del calor asfixiante.

¡Ah! El embalse de Picadas es una de las piscinas naturales con barbacoas donde podrás comer con tus amig@s o tu familia una buena hamburguesa recién hecha. ¿Se puede pedir algo mejor?


 

 

Ya sabes dónde vas a ir este verano, nada de piscinas aburridas de las comunidades ni la piscina de tu pariente. Ve a las piscinas naturales de Madrid y no envidies a nadie. Comparte si tú también piensas que lo mejor está aquí y no fuera.

Piscinas naturales en Madrid

Deja tu comentario